Jesús María

La historia de nuestro Colegio comienza en el mes de mayo de 1952. En aquel año, debido al incremento de alumnos matriculados en Bachillerato y la falta de espacio se produjo una reubicación del centro en la avenida Coliseo número 125, actual calle Arquitecto Bennasar. Se habilitó un centro de enseñanza de Primaria y Media (denominación que recibía el centro en aquel entonces), donde se trasladó el nivel educativo de Bachillerato y parte de las Hermanas Profesoras del colegio de la Presentación, situado en la Calle Montesión número 13 de Palma, propiedad de las Misioneras de los Sagrados Corazones.


Día 2 de octubre de 1952 tuvo lugar la apertura del Colegio.
 
El 20 de Agosto de 1954 se recibió el decreto de erección canónica de la fundación de Casa de la Congregación del Colegio Jesús María situado todavía en los pisos de la Avenida Coliseo, 125.


 El 8 de septiembre se establece la Comunidad.
 
En 1956 la Congregación compra el solar de la calle Escultor Galmés, 92, actual Guillem Galmés, 38, Balmes, 52 y Doctor Ferrán sobre el que hoy se levanta el actual centro, exceptuando el que se edificará en una tercera fase .
 
El 28 de agosto de 1957 comenzaron las obras del Colegio Jesús María de la calle Escultor Galmés, 92.
 
Día 21 de septiembre de 1960 la Comunidad de Jesús María se traslada al nuevo edificio propiedad de la Congregación, situado en la calle Escultor Galmés, 92.
 
El 5 de noviembre del mismo año, tuvo lugar la bendición del Colegio por parte del Excmo. y Rvdo. Sr. Obispo de Mallorca, D. Jesús Enciso Viana.
 
Solo se ha edificado lo que en tiempo futuro será la residencia de la Comunidad de las MM.SS.CC., con capilla provisional. Se ha habilitado como colegio, y ya se ha comenzado el curso. También se han trasladado las pensionistas que estaban en la Presentación.
 
En 1964 el crecimiento de la población escolar motiva la construcción de la segunda fase que comprende el edificio de la calle Balmes, 52 ya que la escuela quedaba pequeña. Se necesitaban nuevos espacios para dar cabida a todos los alumnos matriculados.
 
El 8 de marzo de 1967 se compran dos casas contiguas al Colegio, con sus patios correspondientes, con la finalidad de ampliar el número de dependencias y su capacidad teniendo en cuenta que el incremento de la matrícula es muy notable y se prepara inmediatamente el proyecto de construcción de la tercera fase. El mismo verano se empiezan las obras.
 
En 1969 se inaugura esta tercera fase del edificio con la apertura del curso escolar 1969/70.
 
Durante años continuó aumentando el número de alumnos de la escuela y al mismo tiempo se hicieron algunas reformas, se incorporaron nuevas dotaciones de espacios cubiertos para adaptar la escuela a las perspectivas de futuro.
 
En aquellos momentos, hacia el año 1976 la titularidad y la dirección de la escuela, junto con el equipo de maestros y profesionales que se habían ido incorporando, impulsó una fuerte renovación pedagógica fundamentada en: La coordinación, la preparación y la formación permanente del profesorado. La elaboración y la adopción de una línea educativa unitaria y coherente basada en la pedagogía activa y en la filosofía propia de la escuela. La proyección de la escuela hacia el entorno. La implicación y el compromiso de toda la comunidad educativa en la tarea compartida de educar. La incorporación progresiva de las nuevas tecnologías, para unos años más tarde poder acoger el proyecto lingüístico de las Islas Balears.
 
Al final  de la década de los 80, y a partir de las propuestas que iban apareciendo referentes a la nueva reforma del sistema educativo, la escuela inició un nuevo proceso de reciclaje que supuso la revisión de todos los planteamientos y medios educativos utilizados con el fin de atender las demandas que nacían de la nueva ley de ordenación del sistema educativo (LOGSE).
 
La voluntad de contemplar la nueva etapa de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), de los 12 a los 16 años, supondría el incremento del número de grupos de alumnos que hasta el momento atendían y, por tanto, la reestructuración de locales para hacer las ampliaciones oportunas, nuevos profesores y nuevos materiales.
 
A partir del año 90 el profesorado inició su formación y preparación para la implantación de la reforma. Al mismo tiempo se comenzó la elaboración del Proyecto Curricular del Centro (PCC), documento marco necesario para situar toda la tarea educativa a desarrollar en la escuela desde todas las etapas, ciclos y áreas.

Actualmente, la escuela funciona plenamente con la estructura propia de la reforma atendiendo a todas las etapas de enseñanza básica y obligatoria: Educación Infantil (segundo ciclo, de 3 a 6 años) Educación Primaria (de 6 a 12 años) Educación Secundaria ( de 12 a 16 años) Ciclos Formativos de Grado Medio, Administración y Comercio (después de la ESO)